Raíces de participación

Ubicado en el barrio Municipal (zona Casavalle) el complejo SACUDE vive gracias al trabajo en equipo. Integrado por una comisión vecinal y un equipo de técnicos de la Intendencia de Montevideo (IM), el centro busca con más de 50 actividades diferentes hacerle honor a su nombre dándole al barrio lo mejor de las tres áreas, salud, cultura y deporte.

Setenta años atrás la IM fundó el barrio Municipal de las Instrucciones con viviendas para sus trabajadores, que por distintas razones no se ocuparon y fueron vendidas a los empleados de las fábricas cercanas. Los vecinos del barrio que nacía se organizaron para formar una comisión fomento que se encargaría del Salón Municipal, sede de las actividades sociales del barrio.

En el año 2010 la IM y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiental realizaron una inversión de 900.000 dolares en el marco de la regularización de tres asentamientos que se habían formado en la zona, Barrios Unidos, Curitiba y Tres de Agosto. Mediante una votación respaldada por el 83% de los vecinos se decidió donar el 40% de la inversión para ampliar las instalaciones del Salón Municipal, de esa forma y bajo una óptica barrial nació el complejo SACUDE.

‘’Las raíces de este barrio son de gente organizada’’ dice Norma Espino, usuaria del complejo.

Único en su tipo

Financiado por la IM y a cargo del Departamento de Cultura, el centro es mantenido por la participación constante de sus integrantes. Definido por Mariana Percovich, directora de Cultura de la IM, como ‘’único en su tipo’’ el complejo es cogestionado por un equipo de vecinos y técnicos municipales, que desde la integración y la comprensión de las necesidades del barrio intentan brindar mejoras.

‘’Desde la dirección de cultura nos encantaría que en los ocho Municipios existan lugares como estos, que se transforman en centros de convivencia y de desarrollo para sus zonas. Actualmente estamos trabajando para el desarrollo de un centro de similares características, con una inversión de tres millones de dolares donde hoy funciona el escenario popular Flor de Maroñas’’ declaró Mariana Percovich.

La comisión de cogestión de SACUDE se integra por tres referentes de la IM y tres vecinales por cada área, salud, cultura y deporte. Además un coordinador de gestión, un referente del Municipio D y un representante del consejo Municipal.

Cada área tiene subcomisiones en las que los vecinos participan de forma libre. Estas comisiones se encargan de recoger las inquietudes barriales e intentar mejorarlas, además planifican y organizan diferentes actividades.

Existe también la Asociación Civil de Amigos de la salud, la cultura y el deporte que se encarga de recaudar dinero para donarlo enteramente al complejo.

Tres veces al año se realizan asambleas barriales abiertas, donde se plantean mejoras, cambios y devoluciones del desarrollo del centro.

‘’Las comisiones de vecinos son las verdaderas usinas de generación de propuestas, más allá de las que vienen por medio de la Intendencia’’ dijo Felix ‘’Pio’’ Gonzalez, referente vecinal del área de cultura en la comisión de cogestión.

Además del trabajo de cogestión entre los vecinos y el gobierno departamental, el complejo trabaja conjuntamente con diferentes organizaciones, entre ellas están la Universidad de la República, INAU, MIDES, Ministerio de lnterior, ASSE y UTU.

Ubicado en el barrio Municipal (zona Casavalle) el complejo SACUDE vive gracias al trabajo en equipo. Integrado por una comisión vecinal y un equipo de técnicos de la Intendencia de Montevideo (IM), el centro busca con más de 50 actividades diferentes hacerle honor a su nombre dándole al barrio lo mejor de las tres áreas, salud, cultura y deporte.


Vamos para el SACUDE

El centro cuenta con una superficie de 10.700 metros cuadrados en donde se reunen la salud, la cultura y el deporte. Las instalaciones incluyen un gimnasio cerrado y polifuncional, una cancha y un parque exterior de 4.200 metros cuadrados, una policlínica, vestuarios, aulas, zona de lectura, radio y un teatro para 500 personas.

Pasan por SACUDE aproximadamente 300 personas al día y 2500 por semana. Con una cartelera de 50 actividades para niños, jóvenes, adultos y adultos mayores el complejo se ha transformado en el lugar de encuentro del barrio, ‘’vamos para el SACUDE’’ es una frase muy escuchada en el barrio cuenta Felix ‘’Pio’’ Gonzalez.

Las actividades van desde deportes como fútbol, patín, boxeo, karate y otros como clases de teatro, club de lectura, talleres de plástica y una radio comunitaria. La mayoría de las actividades son gratuitas, salvo algunas por las que se paga una cuota baja. No necesariamente se debe vivir dentro del Municipio D para concurrir cuenta Norma Espino que como usuaria habitual se encuentra con personas que vienen de diferentes barrios, ‘’SACUDE es un lugar de inclusión’’ cuenta.

Raíces de participación

Norma Espino tiene 72 años y hace 51 que vive en el barrio. Ha visto al barrio crecer casi desde el inicio según me cuenta al salir de una de las tantas actividades a las que asiste en SACUDE. Integra las subcomisiones de salud y cultura y es agente comunitaria en salud, pero su participación en el complejo traspasa los grupos, ‘’me gusta trabajar en donde se necesite’’.

¿Cuantas veces a la semana vienes a SACUDE?
Vengo todos los días, SACUDE es mi segundo hogar. Soy una vecina muy activa porque las organizaciones necesitan a la comunidad organizada, las organizaciones no funcionan solamente con la gente que viene a trabajar sino con la gente que es del barrio y lo conoce. La gente que se compromete hace que esto funcione. Cualquiera que viene a SACUDE y ve el núcleo de vecinos organizados que hay siempre tiene ganas de volver o proyectar cosas acá.

¿Cambió el barrio desde que funciona SACUDE?

El barrió ha cambiado mucho y para bien y SACUDE tiene que ver en ese cambio. Las personas vienen a un lugar en donde están atendidos, escuchados y entendidos. Todos tienen su espacio, este es un lugar de inclusión.

¿Qué pasaría si no existirera SACUDE?
Si el SACUDE estuviera cerrado todos estos chiquilines estarían en la calle jugando, haciendo nada, el no hacer nada es estar siempre chato y en lo mismo, acá vienen y siempre tienen una actividad para hacer en un lugar en donde se sienten cómodos.
Este chiquilín (dice mirando a un niño que está ayudando a hacer carteleras) venía y no sabía que hacer, empezó a venir al coro y le empezó a gustar la música, recién salió del coro y lo ves acá ayudando. Cuando ves ese tipo de cosas te das cuenta que se va por buen camino.

¿Qué le da SACUDE al barrio?

SACUDE al barrio le da vida, porque le da lugar absolutamente a todos sin diferencias de edades. Todos tienen un espacio donde pueden desarrollarse y estar codo a codo con sus pares. Además existe un trabajo intergeneracional que es importantísimo, a mi me enriquese mucho estar con niños y jóvenes y siento que al que tengo en frente también. Veo a los niños crecer aquí dentro.
Yo veo a este lugar positivo desde todos los puntos de vista.

¿Qué es para ti SACUDE?
Existe la familia biológica que es la que uno hereda, pero la familia de la vida es la que te elige y vos elegís y yo tengo en SACUDE una familia de la vida muy grande, y lo llevo conmigo (dice mientras señala su árbol de la vida tatuado).

*Este artículo fue elaborado por Analía Pereira, estudiante de la Licenciatura en Comunicación y quien se encuentra realizando trabajo comunitario en SACUDE a través de la Fundación Chamangá.