Intercambio con Brasil

En el mes de octubre el Complejo SACUDE fue protagonista de un intercambio entre Brasil y Uruguay. Recibió adolescentes brasileros de Minas Gerais y posteriormente seis uruguayos representantes del Complejo viajaron a la ciudad brasileña de Contagem.

 

Entre el 23 y el 28 de octubre seis uruguayos representantes del Complejo Municipal SACUDE viajaron a la ciudad brasileña de Contagem en el marco de un intercambio entre esa ciudad y Montevideo.

 

“Había una vez unos viajeros que fueron tocados por la varita mágica de la suerte y fueron elegidos para representar a su comunidad. Una profesora, cuatro jóvenes y un vecino. Cinco de ellos nunca habían volado en avión y de ahí ya la emoción. Todo novedad. Partimos desde el Complejo Municipal SACUDE, últimos aprontes: ¡Llevamos mate o no!, decisiones de último momento. Llego la camioneta de la Intendencia de Montevideo y en media hora Aeropuerto Internacional de Carrasco. Saludos, trámites, freeshop y el llamado a abordar. El grupo ya amalgamado con novelería y muchas risas, miles de fotos, y a volar. Ver el mundo desde arriba,hermoso. Paisajes, nubes, y las ciudades. Brasil nos espera”, así iniciaba el relato del viaje Fredy Vidal, el vecino integrante de la Comisión de Cogestión del Complejo Municipal SACUDE que integró la delegación uruguaya.

 

 

Los otros cinco representantes fueron la profesora Alejandra Tomas y los jóvenes Diego Andrarde (17 años, integrante del grupo de atletismo), Federico Ríos (14 años, participante del grupo de  radio comunitaria y rugby), Sharon Suarez (13 años, integrante del grupo de recreación) y Betiana Pereira (12 años, integrante del grupo de patín). El viaje de la delegación se concretó entre el 23 y el 28 de octubre de 2015. Poco menos de un mes antes, una delegación de 26 personas había visitado Montevideo, recorriendo los principales puntos de la ciudad y conociendo a fondo el Complejo Municipal SACUDE (ver recuadro). En los días compartidos en Brasil, que fueron poco más que tres por las horas de vuelo, los uruguayos tuvieron una intensa agenda, que arrancaba temprano en la mañana y terminaba tarde en la noche. Recorrieron instalaciones deportivas, educativas, culturales, pasearon por la ciudad y fueron recibidos por el Prefeito Carlin Moura.

 

 

Los viajeros dicen haberse sentido “como unos reyes” por la calidez y el recibimiento de la delegación brasilera. “Nos dieron un alojamiento de primera clase, nos llevaron a muchos lugares de visita, a comer a lugares preciosos, todo perfectamente organizado. Ellos decían que nos merecíamos más que eso, lo que nosotros no podíamos creer. Fue un trato espectacular”, contó Diego, uno de los jóvenes. “Nos trataron excelente, fue muy bonito. Lo lindo que nos trataron nos hizo sentir muy contentos”, agregó Federico. De las experiencias que más destacaron los cuatro jóvenes fue viajar en avión, ya que para los cuatro fue la primera vez que volaban. Sharon dijo que sintió muchos nervios, al igual que Federico. “Me causó mucho nerviosismo y adrenalina el viaje”, reconoció. “Ver mi país desde arriba y conocer Brasil, me dio una perspectiva diferente de lo que es la vida”, resumió Diego.

 

Las visitas fueron muchas y a lugares variados. La profesora que iba como referente de la Intendencia de Montevideo, Alejandra Tomas, señaló que le llamó muchísimo la atención que a donde fueran, todos sabían de ellos, ya que la delegación brasilera que había estado en Uruguay les había contado no solo de Montevideo, sino de cómo en el Complejo Municipal SACUDE se trabaja “desde el corazón”.  “Ellos siempre en sus palabras y sus actos nos daban a entender lo impactante de haber conocido nuestra experiencia de trabajo mancomunado entre la Intendencia de Montevideo y vecinos. Destacaban también la actividad de nuestros jóvenes, con curiosidad, con opiniones y planteos, dejando muy en alto el concepto del joven uruguayo”, agregó Fredy.

 

La visita por lejos preferida de los jóvenes fue el estadio mundialista Mineirão. “Orgullo de la mitad de los habitantes, el otro medio son de Cruzeiro”, señaló Pepo. Allí vieron salas con recuerdos, banderas, fotos y copas. “Nos hicieron notar la pasión por el fútbol, que comparten con nosotros, los uruguayos”, dijo Fredy. Federico dijo que se sintió muy emocionado en el Estadio y que lo recorrió “con la curiosidad de un niño”. Los viajeros contaron que en cada lugar que visitaban los esperaba un “piquiniqui”, recibimiento con comidas caseras. “Las historias que nos hacían ellos en cada lugar tenían siempre como denominador común el cariño y la trega, la preocupación a cada instante de cada detalle”, precisó  Fredy. Más allá de las visitas y de lo que esta experiencia única les permitió conocer, los seis delegados coincidieron en señalar que lo mejor del viaje fue el encuentro interpersonal, incluso entre la misma delegación, ya que pasaron de casi no conocerse antes del viaje a sentirse como en familia. En cuanto al encuentro con los brasileños, contaron que se generaron lazos muy profundos, que confían que perdurarán en el tiempo. “Si resumiéramos en pocas palabras lo que nos queda de este viaje, podría decirse que nos queda muy claro que la integración de los pueblos, no se decreta, se construye día a día con pequeños actos y gestos sinceros de abrirse como comunidad”, concluyó Fredy, sin dudar que hablaba por todos.

 

Área: